Participa en nuestro Blog
PanamáPoesía.com
Búsqueda personalizada
Inicio Panamá en Poesía Poemas a la Patria Himnos Escolares Poesía Para Niños Páginas en Construcción Panamá en Historia Mapa de Panamá Acerca de Referencias Libro de Visitas Links

Vasco Núñez de Balboa, por
Félix Ricaurte Castillo

El gran Adelantado, V. Núñez de Balboa,
a quién mi voz sincera sus grandes hechos loa,
con un puñado de hombres y una jauría de perros,
cruzando las malezas, hondonadas y cerros;
venciendo en mil combates a las huestes guerreras
de Caretas, de Poncas, de Chiapes y Coqueras,
septiembre veinticinco de mil quinientos trece,
fecha que se agiganta y que jamás perece,
al pisar las lumbreras de la gran serranía
del Chucunaque, hermosa vió que se aparecía
a sus ojos, sedientos de cosas ignoradas,
la faz de un mar ignoto, como en un cuento de hadas.

La faz del Mar del Sur, fruto de sus afanes,
que más tarde” Pacífico” bautizó Magallanes.

Cuál sería la sorpresa del español valiente,
parado sobre el lomo del Nuevo Continente,
al mirar la inocencia de un mar recién nacido,
que brotaba en la playa lo alegre de un vagido!
Y cómo por lo inmenso que antes sí se extendía
_hermana de los cóndores_ su ardiente fantasía
turbaría la calma del impoluto cielo
con la fuerza potente de su atrevido vuelo,
retratando su vuelo en el mar infinito,
como la curva de oro que forma el aerolito,
sin pensar que muy pronto su gloriosa carrera
quedaría tronchada por la envidia rastrera.

Pero en nada sus méritos le menguará la Historia,
y Vasco eternamente vivirá en la memoria
del que siente en sus venas la sangre indo-europea
y, en especial, del hijo de Panamá lo sea!

Un nuevo continente extrajo de lo arcano
Cristóforo Colombo, y Balboa un océano
brindó para esta tierra de Andes portentosos,
de Potosís y Pampas y Amazonas grandiosos,
Y dijo con su hazaña cómo de istmo tenía
la forma meritoria, la amada patria mía.
Y desde entonces el Istmo se convirtió en el puente
por donde a España iba el metal reluciente!
Y al seguir adelante las civilizaciones,
es el paso obligado de infinitas naciones.

Y hoy el Mar de Balboa con el Mar de Colón,
al abrazarse, oprime del Istmo el corazón!
Y mirando el gran corte del Canal, yo me quedo
hondamente pensando: si no son un remedo
estos hechos de hogaño de aquella acción pasada
de Núñez de Balboa la cabeza truncada...


1924
Del libro: Poesías Líricas, Introflorescencias


Atras Inicio



PanamáPoesía.com
index sitemap advanced
site search by freefind
Movido por Haga clic aquí para incluir su
               sitio
Para comentarios y sugerencias. Pulsa sobre el icono para enviar un correo al administrador del sitio Sugerencias a Francisco Palacios Coronel