Participa en nuestro Blog
PanamáPoesía.com
Búsqueda personalizada
Inicio Panamá en Poesía Poemas a la Patria Himnos Escolares Poesía Para Niños Páginas en Construcción Panamá en Historia Mapa de Panamá Acerca de Referencias Libro de Visitas Links

POEMA AL CHAGRES, Río Padre y Madre de Panamá. Segunda Proclamación: Introyección Poética, por
Crescenciano Vásquez Salazar

-6-

¡Oh!, Madre río..., dime, río Padre,
Oye, mira..., estoy entrando en ti...,
siénteme..., por favor, ven dime...,
¿cómo vives todavía y no has muerto
a pesar de todo lo que han hecho de ti?.
Perdón por la pregunta, mil veces perdón...,
¿Cómo fui capaz, cómo me he atrevido a preguntar?
no siendo difícil saberlo y entenderlo,
si tu honor y fortaleza deslumbra claramente,
ceñido de espíritu de macho, eres un varón.

-7-

¡No!, ¡No!, no has muerto por tu grandeza,
en el honor, inalienable de cumplir tu misión;
es por ello que no has muerto y no puedes morir;
por ser un macho, que aguanta y pelea lo suyo;
hembra fragante, consecuente, elegante de temple
que con manos, uñas y dientes defiende su honor;
no puede que muera ni podrás morir,
estando ligada a lo inmortal propugnas la faz
enaltecedora de gracia santificante
vences la muerte, propicias la vida y promueves la paz.

-8-

¡Oh vientre de vida, pulcra vida de honor,
que si vivo, claro que sí..., existo porque sí,
lastimosamente vivo, gracias a mis fuerzas existo.
Y no desistiré en seguir viviendo porque tengo derecho
siendo crueles e inhumanos hasta en eso,
no permitiendo, felizmente que muera,
no dejándome morir para matarme pausadamente,
poco a poco para sacarme el último provecho,
las últimas pósimas de sangre gota a gota,
¡fuertemente!, lento, lento, y muy lento.

-9-

Perdón río Padre, perdón río Madre: Chagres,
permíteme el honor de llorar por ti.
Llanto de vida que vence la muerte,
fúrico desahogo portentoso que me une,
irremediablemente por siempre a ti,
en la cruel alegría inconsciente que me segaba;
segó la verdad de la mirada para alienarme,
negando ayer, y ahora la agonía mortal
en la que eres sujeto del presente histórico,
que te explotan, carcomiéndote las entrañas.

-10-

Cristaleces, cristaleciendo en el tiempo,
con presencia seduciendo me inspiras
y elevas en esplendor a la verdad arraigadora
que hiere, marca y condena al dolor prescrito;
en el silencio irrumpido del poeta, deprimido,
sin lira, desterrado injustamente, que muere
de tristeza en el exilio al no poder volver.
Y que conste, la vida no te la perdonaron,
supiste exigir tu derecho con decoro
y fuiste traicionado como ayer, ahora y siempre.

-11-

¿Siempre...,?.¡No!, ¡No!, ¡mil veces No!.
¡No, a la idea de no ser libre nunca,
de no volver a la naturaleza original!
¡Y no moriré a la idea real de lo innato!
porque en ello el creador nos encausó
estando ligada a mi patria desde entonces,
antes de todos los principios humanos de crear nación.
Estoy en el centro del Istmo, mi esencia es virginal;
lo natural y mineral es de referencia divina.
Soy lo determinado en el tiempo, esta es mi dignidad.


Del libro Poema al Chagres, Río padre y madre de Panamá
Segunda Mención del Concurso de Poesía
Gustavo Batista Cedeño, 1994


Atras Inicio Adelante



PanamáPoesía.com
index sitemap advanced
site search by freefind
Movido por Haga clic aquí para incluir su
               sitio
Para comentarios y sugerencias. Pulsa sobre el icono para enviar un correo al administrador del sitio Sugerencias a Francisco Palacios Coronel