Participa en nuestro Blog
PanamáPoesía.com
Búsqueda personalizada
Inicio Panamá en Poesía Poemas a la Patria Himnos Escolares Poesía Para Niños Páginas en Construcción Panamá en Historia Mapa de Panamá Acerca de Referencias Libro de Visitas Links

POEMA AL CHAGRES, Río Padre y Madre de Panamá. Primera Proclamación: Quejidos Dolorosos, por
Crescenciano Vásquez Salazar

-1-

En el fondo de mi alma, te siento.
Escucho un quejido: ay, ay, ay, ay,
que hiere y desgarra la vida entera;
ay, ay, ay..., Oye por favor, ven,
dime, ¿qué tienes...? No, no...,
no sigas llorando; si continúas...,
moriré de dolor, penando por tu amor,
si, ven..., dime, ¿por qué lloras?;
m m m m m m ..., uju, uju, uju, m m m, uju...,
m m m m m ..., m m m m m m , uju..., uju...,

-2-

Me han cortado la espalda desde adentro,
los intestinos del vientre estirparon,
mi cara golpearon, por completo la han maltratado.
¡No existo!, ¡He muerto!, ¿Vivo?;
fui violado, en el ultraje me descarnaron.
¡Oh!, qué crueles, malvados e inhumanos
aquellos que vi llegar, aquel que vi nacer
no defendieron a su Madre, no la respetaron.
Oposición ni resistencia dieron; sin luchar,
incondicionalmente por viles metales lo permitieron.

-3-

¡No! admitiendo que vivo y existo,
ignorándome, pisaron mi dignidad.
Haciendo una piscina en mi estómago
“sólo” para bañista “extranjeros”
que pagando míseras cuotas, me seducen,
sin mi autorización entran y se bañan,
usando de mi intimidad sin consulta;
y muy preocupados de cuidarme...,
gastan millones para limpiarme,
procurando mejor provecho sacarme.

-4-

Sufro un silencio tortuoso al desnudo,
mudes agónicas que aturden la mía vida.
Sigo menesteroso como un ánima que pena;
lentamente, poco a poco desciendo al vacío,
sin percatarme de la experiencia, existo adolorido
como el palmar ovejero con frutas puras;
fermento el silencio resentido por la flagelación
que proyecta remordimientos compléjicos
que me resienten, volviendo a existir pero sin vivir
hasta que el derecho divino de ser natural se cumpla.

-5-

¡Ahora, no sé! ¿Cómo no veía, ¿Cómo no ví?;
Para no saber, tienes que no haber existido
ayer, en el pasado, presente y en el futuro;
sí, es evidente el hecho real de que sufres!
¿cómo puedes vivir?, ¡sufriendo así!.
Te han puesto una tranca en la garganta
cortando tu sed de vivir, sentir y existir;
te cercenaron hasta desfigurarte por completo,
dejando cabezas y pies, dañaron tu cuerpo,
y con la intimidad promiscua, su vida fue publicada.


Del libro Poema al Chagres, Río padre y madre de Panamá
Segunda Mención del Concurso de Poesía
Gustavo Batista Cedeño, 1994


Atras Inicio Adelante




Movido por Haga clic aquí para incluir su
               sitio
Para comentarios y sugerencias. Pulsa sobre el icono para enviar un correo al administrador del sitio Sugerencias a Francisco Palacios Coronel