Participa en nuestro Blog
PanamáPoesía.com
Búsqueda personalizada
Inicio Panamá en Poesía Poemas a la Patria Himnos Escolares Poesía Para Niños Páginas en Construcción Panamá en Historia Mapa de Panamá Acerca de Referencias Libro de Visitas Links

Planto De Las Ventanas Sin Consuelo, por
Humberto Ramos Águila

A mi madre, en su, para mí, perpetuo
aniversario de muerte.
Madre e hijo son uno
                                                    (Lao-Tse)

"Ayúdame, ¡oh lágrima!:
éste es sitio de llanto."
(Ahmad Sawqi: "Lamento de Qais")

Este modo de llorar los muertos…
Hasta que sacan el cuerpo a la calle, están
en casa lamentando y se asoman a las ventanas
a dar gritos cuando le llevan.

(Covarrubias: “Tesoro de la Lengua Castellana”,
voz “Endecha”.)

--Madre, ¡cómo lloraban, despidiéndote, las ventanas del llanto!
¡Cómo a gritos lloraban, despidiéndote,
las ventanas del llanto!
¡La pobre casa abría, despidiéndote,
las ventanas del llanto!

--¿Adónde, madre mía, te nos llevan, adónde?
Las ventanas del llanto.

¡Cuánta boca tajada por adioses sin término!
Las ventanas del llanto.
¡Cuánta sílaba en lloro destellaba tu nombre!
Las ventanas del llanto.

¡Niños de la ilusión: búsquenla, búsquenla
debajo de las camas, por detrás de los cuadros,
sobre la derramada repisa de mi pecho!

Las ventanas del llanto despidiéndote,
las ventanas del llanto.

Hasta la verja azul vino la Muerte
y amarró su caballo de ceniza.
Las ventanas del llanto.
Hasta la verja azul, detrás de un viento mudo,
y amarró su caballo ceniza.

Las ventanas del llanto despidiéndote,
las ventanas del llanto.

--Las manos del silencio,
¡ay!, ¿cómo, sin fundirse, se impondrían
sobre tu corazón de estrella desangrada?
Las ventanas del llanto.

--¡Ay cómo, al asomarse llamándote, empañaba
nuestra niñez la luna del espejo!
Las ventanas del llanto,
las ventanas del llanto despidiéndote.

--¡Ay tu semblante en sombra
como hilo de ternura descosido!
Las ventanas del llanto.
¿Por qué con esa hebra de tu amor no me zurces
tu presencia a los ojos, deshojada?
Las ventanas del llanto despidiéndote.
¡Y así, de adentro, madre, te me despertarías
en todo cuanto mire!
Las ventanas del llanto.

¡Cómo saltaba el corazón gritándote
y cuánto doble a madre en ese día!
Las ventanas del llanto

--¿Por qué tenías que irte, mamá, si eras
                                                    (la única
lamparita cordial de nuestra casa,
desde que se apagó papá?... ¡Ahora sí
volaron palomar y arco iris!
Las ventanas del llanto despidiéndote,
las ventanas del llanto.

¡Cuánto pétalo roto de gemido!
Las ventanas del llanto.
¡Cuánto pañuelo enronquecido de alma!
Las ventanas del llanto.
¡Qué griterío de manos y lágrimas alzándose!
Las ventanas del llanto.

¡Desoladas ventanas que, de todos los tiempos,
convergían, de todos los lugares de angustia,
queriendo, a punta de lamentación,
romper la piedra de tu muerte, madre!
Las ventanas del llanto despidiéndote,
las ventanas del llanto.

La congoja extendía su parral por la casa,
y la tarde con llave de orfandad se encerró.
Las ventanas del llanto despidiéndote,
las ventanas del llanto.

--Río arriba de Dios y del recuerdo, desde
algún paraje puro, acaso escucharías,
madre, ¡cómo lloraban, despidiéndote,
las ventanas del llanto!
¡Cómo a gritos lloraban, despidiéndote,
las ventanas del llanto!
¡La pobre casa abría, despidiéndote,
las ventanas del llanto!


Del libro: Las Trovas Del Silencio Florecido


Atras Inicio Adelante




Movido por Haga clic aquí para incluir su
               sitio
Para comentarios y sugerencias. Pulsa sobre el icono para enviar un correo al administrador del sitio Sugerencias a Francisco Palacios Coronel