Participa en nuestro Blog
PanamáPoesía.com
Búsqueda personalizada
Inicio Panamá en Poesía Poemas a la Patria Himnos Escolares Poesía Para Niños Páginas en Construcción Panamá en Historia Mapa de Panamá Acerca de Referencias Libro de Visitas Links

Principio de Incertidumbre, por
Pablo Menacho

I


La primera idea
fue mi tiempo de dudas permanentes,
la primera intención,
el hombre decidido,
la voz,
dormido lugar del cosmos: la ternura
a los tristes ojos de un mendigo.

II


Dos días después del miedo,
la sensación de no saber dónde
los dedos tocan
el último respiro de los locos,
mil manos
quebrándose en la sombra
de una boca llena de silencios.

La paz del ángel
acaricia la medida del tormento.

III


Ella vendrá con sus dos manos disecadas,
su amarilla edad amordazada
en el vértice sonoro de los hombres.

IV


Este invierno...
las gotas de lluvia decantando
los recuerdos,
los deseos de borrar los nombres de los días
en silencio.
El refugio
del amor en la cueva de humo del misterio.

Este desolado invierno.

Su mirada venía lejana,
su distancia permanente
lloviendo por dentro para todos los años venideros.

V


Y después una noche,
la soledad del cuarto,
mi última tristeza en una tarde de verano
y ella,
dulce libertad, esta esperanza,
con una tenue sonrisa escondida,
aguardando la última palabra.

VI


Tierra mojada, la vida:
oscuro edecán de la amargura
en la oquedad del hambre
o de la muerte.
El vestigio de la memoria
caminando hacia el mundo
de la ausencia y del destierro.

Adiós , lugar de la inocencia,
de la sonrisa,
el inconforme equipaje de la espera.

Planeta sideral de la alegría.

VII


El cansancio de una noche
sobre la soledad, la historia,
la ninfa solitaria del pensamiento
cual estrella
abriendo el camino, desafiada.

Aquí quedará tu nombre,
antiguo espectro de las horas:
cenizas
del amor en las tinieblas.

VIII


He visto mil niños renacer
de la sencilla magnitud de la alegría.

Un tiempo
de paz consume al odio
arrinconado en el oscuro redil
de la distancia.

IX


Ahora no, te hubiese dicho.
No en una gota de duda mi vacío.
Pero te desvanece
el eterno misterio de la vida,
para calcinar en un desnudo
tacto
el instante final
de la tristeza.

Y son las horas
que vienen a intercalarlo todo
con el blanco presagio del silencio.

X


Portales de celofán
crecerán en la hora final
de los duendes.
La increíble fragilidad
de los poetas
desvanecida una estrella
o el triste cristal de una lágrima.

Pero aquí todo se acaba,
el irreducto camino del silencio,
el profundo
eco del silencio.

Y hoy hablé,
para todos los meses del viento,
del transparente
lugar de una sonrisa.


Del libro: Serie Poesía Panameña Actual Nº 2
Poemas de Pablo Menacho,
premiado en el Torneo de Poesía Verano-80


Atras Inicio Adelante



PanamáPoesía.com
index sitemap advanced
site search by freefind
Movido por Haga clic aquí para incluir su
               sitio
Para comentarios y sugerencias. Pulsa sobre el icono para enviar un correo al administrador del sitio Sugerencias a Francisco Palacios Coronel