Participar
PanamáPoesía.com Símbolos PatriosSímbolos Patrios
Búsqueda personalizada
Inicio Panamá en Poesía Poemas a la Patria Himnos Escolares Poesía Para Niños Páginas en Construcción Panamá en Historia Mapa de Panamá Acerca de Libro de Visitas Links

Al Chorro,
por Hortensio De Ycaza

I

Porqué tan hondo y grave es tu gemido?
Acaso no hay quien tu grandeza cante?
Que ya cesen tus penas ¡Oh gigante!
que cese ya tu grito adolorido.
Yo escudriñé tu vida: sé que gritas
para ahogar tu dolor con tu rugido,
que invencible es la fuerza en que te agitas,
cuyo poder inmenso yo ambiciono;
y de tu voz en el pausado trueno
que allá se aduerme en tu revuelto seno
yo robé tus secretos, y hoy le entono
por eso un canto a tu grandeza tanta.
Dale, coloso, en tu soberbio trono
inspiración al bardo que te canta!

Tú no cantas también?  Cuando declina
el sol, o anuncia la alborada el día
he escuchado una tierna melodía
que brota de tu ser……..o es la argentina
música de un acento misterioso
en que te da su amor alguna ondina
sultana de tu alcázar tenebroso?

II

Cristalina serpiente, resbalando
sobre una gris alfombra, me parece
tu ágil linfa, que corre, y que llegando
al borde de tu abismo se estremece
y a sus fauces se arroja con estruendo,
como brioso corcel que se desboca,
y despeñado en su carrera loca
la crin sacude cuando va cayendo.
Paréceme también tersos cabellos
de diamantes, al verla descendiente
mientras la luz del sol, mística, ardiente,
la flor del beso en límpidos destellos
deshoja sobre ti…… y en sus amores,
con un lazo de iris esplendente
adorna esos cabellos tembladores.

Pero cuando con furia inconcebible
a impulsos del invierno borrascoso
se desbordan tus aguas, y horroroso
apareces…….. entonce eres temible,
al huracán da celos tu carrera,
y el mar, ante tu cólera terrible,
tal vez temblara si tu grito oyera.

III

¡Cuántas generaciones hasta hoy día
tu belleza a admirar aquí han venido!
En los tiempos tu origen confundido
inútil es buscar, no se hallaría….
Quien oye de ti hablar quiere admirarte,
y al pasar el viajero por tu vía
se detiene en tu orilla a contemplarte.

IV

Cuando exhalemos el postrer gemido
los que hoy te amamos, nuestros descendientes
que también han de amar tus prepotentes
aguas, que nunca besará el olvido,
por ti tendrán ideas cual destellos
que han de formar en sus cerebros nido
para volar después en versos bellos.

Toda ave que te canta hoy y que viste
prismático plumaje ha de dejarte,
y otras aves vendrán para arrullarte.
La avalancha del tiempo quién resiste?
Tú!...... el invencible, el formidable atleta!

Todo lo que hoy sobre la tierra existe
metamorfosis sufrirá completa
de los años al rudo cataclismo;
y al avanzar el Tiempo en su carrera,
ese arbusto que hoy crece en tu ribera
seco y añoso rodará a tu abismo.
Mas, que en ti huellas queden, no lo esperes,
porque soberbio, altivo, siempre el mismo
los años te hallarán…. inmortal eres!

V

Que siga pues tu linfa dialogando,
en su incansable afán, con los dolores
de tu existir, cual sierpe resbalando
por tus grutas pobladas de rumores,
y que en tu abismo caiga con estruendo,
como brioso corcel que se desboca,
y despeñado en su carrera loca
la crin sacude cuando va cayendo.

VI

Yo también como tú, con mis dolores,
torrente soy que inquieto se despeña,
llevando una esperanza por enseña
que abate el vendaval en sus furores;
y en el combate de mis negras horas
busco en vano los gratos resplandores
que en el Oriente esparcen las auroras.
Y observo tu clamor, tu grito horrendo,
pues para mi tu vida no es arcano…..
Tú luchas como yo, tú eres mi hermano,
y es el tuyo un dolor que yo comprendo.

Pero en mi lucha tenebrosa y fiera,
como tú yo no voy hasta el regazo
de un mar, que aguarda tu grandioso abrazo
para arrullarte junto a su ribera.
Por la escabrosa ruta de mi vida
yo voy, como la hoja desprendida
que la hizo el huracán su prisionera;
y cuando cese mi vital contienda
y el pulpo hambriento de mi adversa suerte
con mi última esperanza se desprenda,
caeré así bajo el Dolor………., inerte,
para cumplir mi mundanal destino,
rodando desde el fin de mi camino
al océano sin playas de la muerte.


Chorrera, 1908.

Publicado en:
Nuevos Ritos, Nº 52 de 1 de octubre de 1909.


Atras Inicio Adelante



PanamáPoesía.com
index sitemap advanced
site search by freefind
Movido por Haga clic aquí para incluir su
               sitio
Visitas a esta página: 714
Total de Visitas: 12,195,254
Panamapoesia.com website reputation

Panamapoesia.com Pagerank
Para comentarios y sugerencias. Pulsa sobre el icono para enviar un correo al administrador del sitio Sugerencias a Francisco Palacios Coronel