Participar
PanamáPoesía.com Símbolos PatriosSímbolos Patrios
Búsqueda personalizada
Inicio Panamá en Poesía Poemas a la Patria Himnos Escolares Poesía Para Niños Páginas en Construcción Panamá en Historia Mapa de Panamá Acerca de Libro de Visitas Links

Gesto de esfinge,
por Hortensio De Ycaza

Yo vivo encastillado como un señor de antaño,
mi alcázar lo ha formado rebelde abnegación;
y mientras miro el mundo como a un loco rebaño,
guardando esté la entrada mi hermano el Desengaño,
que cure mis heridas con una maldición.

Y nada me preocupa. Que luchen los humanos,
que rían, o que lloren heridos de dolor…
y sé que a mis dominios no llegan los gusanos
sino las almas hechas con alas de esplendor.

Cuando desciende al valle para seguir la ruta
donde el mendigo lucha contra la suerte infiel,
o donde es rey el oro... mi rostro no se inmuta,
y estoicamente apuro mi parte de cicuta,
mientras los otros piensan que mi cicuta as miel.

Con singular videncia, yo se quién as mi hermano
de luchas en mi vida sin ritos y sin fe; 
conozco al qua me ofrece con avidez la mano
y a aquel que me la tiende con gesto soberano,
cual si fuera un mendrugo que nunca yo busqué.

"Oh bardo" - así me dicen —“Suave y tierno trovero
a quien las musas todas cantaron al ungir"…
Me burlan? no me inquieta; me adulan? no lo quiero;
que es un reto al Destino mi voluntad de acero
y el mundo no comprende mi modo de reír.

Mi amor? esa es mi egida: su veleidoso anhelo
que arrulla con rumores do brisa en caracol,
es como el sol que sabe la sonda de su vuelo,
que abrasa con sus rayos a plenitud de cielo
y muere entre la noche, pero que siempre es sol.

Qué importa, pues, destino que vengas y recojas
mi néctar o mutiles con saña mi pensil?
Mi miel as tan fecunda!... Mis flores son tan rojas,
que parecen mil bocas temblando entre las hojas
que aguardan impacientes el beso de otras mil.

Y tuve blancas rosas: Un día acongojadas,
sintieron como una nostalgia de carmín;
y en una noche alegre vinieron unas hadas,
a aquellas tristes flores tornaran encarnadas,
y son las más fragantes que tiene mi jardín.

En mi indomable orgullo, yo sé si laceradas
se encuentran las espaldas de la maldad o el bien;
no me ha vencido nunca el rigor de las jornadas,
Y nadie, nadie sabe que lanzo carcajadas
cuando me mira el mundo con su brutal desdén.

Y cuando algunos piensen que calla, porque ingrata
la musa de mis sueños me ha abandonado ya,
mi verbo, resonante como una catarata,
graba, con  áureos signos en páginas de plata.
apostrofes que el necio jamás comprenderá.





Atras Inicio Adelante



PanamáPoesía.com
index sitemap advanced
site search by freefind
Movido por Haga clic aquí para incluir su
               sitio
Visitas a esta página: 426
Total de Visitas: 12,192,428
Panamapoesia.com website reputation

Panamapoesia.com Pagerank
Para comentarios y sugerencias. Pulsa sobre el icono para enviar un correo al administrador del sitio Sugerencias a Francisco Palacios Coronel